Museo Thyssen-Bornemisza

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Museo Thyssen-Bornemisza

Mensaje por Admin el Vie Ago 01, 2008 7:18 am

Thyssen-Bornemisza


Paseo del Prado 8
28014 Madrid
España

CIF: G-79015251

Tfno: (+34) 91 369 01 51
Fax: (+34) 91 420 27 80
Correo electrónico: mtb@museothyssen.org

Inscripción en Registro de Fundaciones Privadas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con el número 225, folio 24.


La Fundación Colección Thyssen-Bornemisza es una entidad sin ánimo de lucro cuyo fin es la conservación, estudio, pública exposición y difusión de la colección de obras de arte que alberga el Museo Thyssen-Bornemisza.

Esta fundación, bajo el patrocinio de Su Majestad Don Juan Carlos I, Rey de España, está regida por un Patronato, máximo órgano de gobierno de la misma. Conforman el patronato un número de hasta doce patronos: cuatro en razón de su cargo (o patronos ex-officio: el ministro de Cultura, que ostenta la Presidencia, y otros tres altos cargos de los Ministerios de Cultura y Hacienda), cuatro nombrados por el Consejo de ministros mediante Real Decreto (patronos del Gobierno) y cuatro nombrados por la familia Thyssen-Bornemisza, de los cuales la Baronesa Thyssen-Bornemisza ostenta la Vicepresidencia con carácter vitalicio.


Duccio, Van Eyck, Carpaccio, Lucas Cranach, Durero, Caravaggio, Rubens, Frans Hals, Van Gogh, Gauguin, Kirchner, Mondrian, Klee, Hopper, Rauschenberg .... son algunos de los grandes maestros de la Historia del Arte cuyas obras pueden contemplarse en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, que en la actualidad alberga dos colecciones procedentes de la estirpe coleccionista Thyssen-Bornemisza. La Colección Thyssen-Bornemisza, adquirida por el Estado español al Barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza en 1993, y expuesta en el museo de forma permanente desde su apertura en 1992; y la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, propiedad de la Baronesa viuda, y en depósito en el Museo desde 2004. Estos dos conjuntos reúnen cerca de mil obras de arte, principalmente de pintura, a través de las cuales el Museo ofrece un recorrido por la historia de la pintura europea desde sus inicios, en el siglo XIII, hasta las postrimerías del siglo XX.

Situado casi enfrente del Museo del Prado y muy cerca del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, este nuevo Museo, de cuya remodelación se encargó el arquitecto Rafael Moneo, era la piedra angular que faltaba para que el triángulo del arte se convirtiera por fin en realidad. Con la presencia en Madrid de la Colección Thyssen-Bornemisza, la colección privada más importante del mundo hasta que en junio de 1993 la adquiriera el Estado español por 350 millones de dólares, pocas ciudades podrán ofrecer un mayor atractivo a cualquier amante del Arte. Una de las características más destacadas del Museo es su carácter complementario con respecto a las colecciones del Museo del Prado en lo que a pintura antigua concierne, y del Museo Nacional Reina Sofía en pintura moderna, aportando movimientos y estilos como los primitivos italianos y neerlandeses, Renacimiento alemán, pintura holandesa del siglo XVII, Impresionismo, Expresionismo alemán, Constructivismo ruso, la Abstracción geométrica y el Pop. Y en lo que resulta singular es en la muestra de pintura norteamericana del siglo XIX, prácticamente desconocida en Europa y que en el Museo ocupa dos salas.

Los orígenes y desarrollo de la Colección Thyssen-Bornemisza ofrecen una de las más fascinantes historias del coleccionismo privado. Aunque la Colección era ya conocida en todo el mundo, cuando en octubre de 1992 se abrió al público el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid y pudo verse por primera vez en su conjunto el núcleo principal, una de las mayores causas de admiración fue el hecho de que tal cantidad de obras y de tal calidad hubiesen sido el resultado de tan sólo dos generaciones de coleccionismo. Se trataba, sin duda, de la colección privada de arte más importante de este siglo. Efectivamente, aunque con un breve pero interesante precedente relativo a August Thyssen, abuelo del barón, la historia de la Colección Thyssen-Bornemisza es fruto del afán coleccionista del Barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza y de su padre Heinrich, primer Barón Thyssen-Bornemisza. Éste, que inició la Colección en los años 20 de este siglo, se dedicó sobre todo al arte antiguo, reuniendo, hasta 1947, año de su muerte, alrededor de 525 cuadros. En 1930, en la Alte Pinakothek de Munich, el público tuvo la oportunidad de contemplar la primera exposición de las obras reunidas por él. Dos años después, para albergar una colección que crecía sin cesar, el barón compró al príncipe Leopoldo de Prusia Villa Favorita, en la localidad suiza de Lugano. A su muerte, la Colección se dispersó en parte entre sus herederos, y el menor de sus cuatro hijos y heredero del título, el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, se dedicó a reunirla de nuevo, comprando las obras a sus parientes. En una etapa inicial siguió adquiriendo pintura antigua y, a partir de los años 60, inició la Colección de Maestros Modernos. Su interés se concentró al principio en las obras del Expresionismo alemán, un arte considerado "degenerado" por los nazis, que destruyeron gran parte de estas obras. Poco a poco, la fascinación que sentía por los expresionistas alemanes le condujo a la adquisición de obras de artistas de vanguardia rusos y otros pioneros del arte abstracto. Y así, llegó a hacerse con importantes obras impresionistas, postimpresionistas, pintura europea de principios de siglo, pintura inglesa de la postguerra - Francis Bacon, Lucian Freud, etc. - y pintura norteamericana de los siglos XIX y XX.

Villa Favorita se quedó pequeña - allí no se podían exponer más que 300 cuadros - y el barón decidió buscar un nuevo hogar para sus obras. La proximidad del Museo del Prado y la calidad del edificio de Madrid que le ofreció el Estado español, le decidió a traer la Colección a España. Y es en esta ciudad, en el decimonónico Palacio de Villahermosa, donde se puede contemplar por primera vez la Colección casi completa. La instalación definitiva de la Colección en España parecía la culminación de esa relativamente corta pero intensa trayectoria coleccionista, pero no ha sido así. Carmen Thyssen-Bornemisza ha recogido el testigo y, continuando con la tradición familiar, tiene desde hace unos años su propia colección, que recoge por un lado la herencia de su esposo y, por otro, continúa ampliándose con nuevas adquisiciones.

_________________
Espero que disfrutes de la comunidad, y nos ayudes en la publicidad de la misma
avatar
Admin
Administrador
Administrador

Masculino
Cantidad de envíos : 161
Edad : 28
Localización : Argentina
Reputación : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 26/06/2008

Ver perfil de usuario http://www.foro-madrid.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Museo Thyssen-Bornemisza

Mensaje por brocolih el Lun Ago 11, 2008 8:38 pm

E visto este museo y es mipresionante...
avatar
brocolih
Estandar
Estandar

Cantidad de envíos : 23
Edad : 24
Reputación : 0
Puntos : 0
Fecha de inscripción : 25/07/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.